Frutas Desecadas > Damascos


Los medallones de damasco tienen un concentrado de vitaminas, minerales y nutrientes.
Su alto contenido en hierro, los constituye en una buena medicina para el tratamiento y la prevención de la anemia.
El damasco protege del cáncer gracias a su alto contenido en betacaroteno y vitamina C, dos potentes antioxidantes. La vitamina A nos protege de una amplia gama de tipos de cáncer: pulmón, estómago, esófago y garganta.
Contiene mucho potasio, es rico en hierro y cobre. Un puñado de diez damascos secos tiene tanto potasio como una naranja o un plátano. El potasio ayuda al cuerpo a deshacerse del exceso ,de agua y sal, disminuyendo la retención de líquidos.
Los damascos frescos o secos tienen pocas calorías y casi nada de grasa, sodio y colesterol.
Los damascos secos constituyen una excelente opción anti estreñimiento por su alto contenido en fibra y efecto laxante, mientras que los frescos resultan algo astringentes.



Damascos






Productos relacionados: Mixto Desecados